Menu

Música para sanar

Enlazamos artículos de interés donde se investiga y muestran los beneficios de la música en la recuperación de enfermedades y en la mejora del ánimo.

La formación musical y el lenguaje

La formación musical refuerza las habilidades con el lenguaje

Se sabe muy bien que la formación musical beneficia al cerebro en desarrollo. Pero, según los resultados de una nueva investigación sobre niños en edad escolar, la asignatura de música puede estar reforzando indirectamente la capacidad del alumno para progresar en la asignatura de lengua y en el aprendizaje de otros idiomas. Estos resultados respaldan una hipótesis planteada a raíz de investigaciones previas.

El equipo de Nina Kraus, especializada en neurociencia auditiva, y profesora en la Universidad del Noroeste en Evanston, Illinois, Estados Unidos, ha constatado que entre los niños examinados en la investigación, aquellos que asistían con regularidad a clases de música y participaban activamente en ellas mostraban mejoras más grandes en su capacidad lectora y en cómo el cerebro procesa el habla que sus compañeros menos activos musicalmente, después de dos años.

El enfoque de la asignatura de música podría ser también importante. El procesamiento neural de los estudiantes que aprendían a tocar un instrumento en clase y practicaban con él mejoraba más que en los niños cuya asignatura de música se basaba solo en escucharla y analizarla.

En investigaciones previas realizadas en la citada universidad, se constató que dos años de formación musical (pero no uno solo) mejoró la capacidad de los cerebros de los participantes para distinguir sílabas de sonidos similares, una habilidad fundamental para un buen dominio del lenguaje. Esa investigación demostró que la formación musical tiene efectos biológicos en el desarrollo de los sistemas nerviosos de los niños.

Artículo extraído de Notas de la Ciencia

Todo el cerebro dedicado a la música

Todo el cerebro está dedicado a la música

(…) “¿Además de provocar placer, la música tiene alguna aplicación como terapia?

Sí y además hay mucho interés en este tema. Por ejemplo en pacientes con afasia, que tienen problemas para hablar a causa de una lesión cerebral. Se ha demostrado que cantando les salen las palabras que no les salen hablando. También se aplica a enfermos de Parkinson, a quienes les cuesta mucho empezar y continuar una acción, como por ejemplo caminar. Una estrategia muy fácil para ayudarlos es ponerles música con mucho ritmo y esto les facilita enormemente el movimiento.

“El cerebro trabaja con la música igual que con el lenguaje y existe una sintaxis musical particular para cada cultura”

¿Y a qué es debida esta mejora?

El sistema motor y el auditivo tienen una conexión muy particular, por eso el baile va de la mano de la música en todas las culturas. También los soldados marchan con más facilidad siguiendo un ritmo. Esta conexión no existe entre el sistema motor y la visión. Si miras el péndulo de un reloj no te pones a moverte de lado a lado sin querer, pero cuando escuchas música tu cuerpo reacciona de manera inevitable.

Extracto de la entrevista realizada a Robert Zatorre: catedrático de Neurología y Neurocirugía de la Universidad McGill.

El resto de la entrevista en el siguiente enlace

Cómo la música influye en las células

Viamed participa en un proyecto que usa la música como terapia para el cerebro

“El proyecto Melomics, financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación y la Unión Europea, cuenta con la participación de un consorcio de empresas, universidades y centros sanitarios españoles que trabajan para crear melodías personalizadas con efectos terapéuticos.

Entre los participantes se encuentra el hospital Viamed Montecanal de Zaragoza, que continúa inmerso en esta iniciativa que pretende crear melodías personalizadas ?en función de las señales biológicas de cada paciente?, que mejoren la respuesta terapéutica en aquellas personas sometidas a tratamientos.

Actualmente, la música se utiliza para generar una respuesta terapéutica en especialidades como neurología (patología del sueño), oncología (tratamiento del dolor), ginecología y obstetricia (estrés del parto), pediatría (mejora de la lactancia natural) y medicina interna (control de la hipertensión arterial), entre otras.

Pero se ha querido dar un paso más en el uso de la música en la salud, ya que el objetivo final era conseguir, a la finalización del proyecto en 2013, que la música se construya ‘online’ en tiempo real en el mismo momento en el que el paciente está en terapia.” (…)

Resto del artículo en este enlace

  TOP